Wednesday, June 3, 2009

La casa II

La casa a veces me inspira. Los besos y los abrazos que el confort de sillon anhela. La desnudez del pasillo que impaciente espera, que un cuerpo sudado se refleje en el brillo de la madera recien pullida por rodillas transpiradas. La envidia del resto del cuerpo.
Inspiro y trato de no pensar tanto, jja! Siempre me rio de frases como estas en las que trato de ser otra persona. Decoraciones, las mias y las de la casa. Pero las de la casa son inutiles. Yo, cambio. Me seco las manos en las toallas combinadas, colgando en verdes y blancos para el fenshui de tantos silencios. Abrazo (anhelando gente) las 8 almohadas cuando no las pateo a la mierda cansada de ser americana?, cuando en el tener la cabeza en las tantas cosas importantes de la casa, por un 2do dia, me olvido de mi y de que se me acabo el papel higienico en el banio.
Uso tus toallas de decoracion, que okupan el hueco de perfeccion que le falta a tu persona y te hacen saltar la ficha de que te falta mucho para entender porque tu bebe te acaba de cachetear.