Saturday, May 19, 2012

Descartar

Entender que no está en mi naturaleza, en el ser de mi cuerpo, dejarte ir. Soltar a cosas nuevas, tirar cintas de bebe de distintos colores, retazos de telas de distintas texturas, corazones, flores, juguetes que voy a arreglar, papel celofán, cartón corrugado, arroz con leche y me quería casar.
Formar esa familia, nunca pedí que juera "ferpecta", sí compinche, compadrona, animada, delirante, sensible, trabajadora, estimulante, generadora, madrugadora y dormilona también, que cuando el tiempo no nos dice que hacer hay que aprovecharse del mundo social y cambiar.
Soñar, que fluimos. Que hay paz en esta vida, que es realmente el regalo del día, por eso lo llamamos presente.
Presentar ante todo al amor que tenemos, la representación en ese hijo nuestro, que concebimos con tanta ansiedad de verlo.
Crecer entre nuestros mimos, agrandarlo en autoestima, acobijar noches tranquilas y mañanas de certera infancia verde, amarilla, azul, y de todos los colores, hasta gris y lluviosa, de cucharas y avena, canela y miel.
Padecer dolores por es parte de esto que elegimos seguir caminando.
Elegir estar acá, conmigo, contigo, con las personas, personajes de un cuento sonorizado, instrumental de guitarras, armónicas y punteadas, fueyes, fueses, serenos, seremos.
Amar, mja (la resiganción de concebirlo así que nunca pude lograrlo) sanamente.
O sanar, entender que soy así, mal parida, y
Formar un nuevo concepto,
Soñar que puedo ser distinta de lo que creen que soy
Presentar ante el mundo como soy, siento, haciendo,
Crecer demostrándolo, soy una mujer que no necesita decirlo,
Padecer las cicatrices que me deja la felicidad de sentir,
Elegir ser tuya y de nadie más, soy un presente para vos, que sos uno para mí,
Amarte, así como es que sé, aprendí, cambié, me sané y me acepté, lo entendí.