Skip to main content
El poder del ser humano, las habilidades, descripciones cuantas en las que podemos derivar de nosotros mismos desde y hacia adentro y hacia donde queramos ir.-
¿Qué por qué sufrí tanto? Para aprender a no hacerlo.-
¿Qué si me gustan las adivinanzas? También los rompecabezas.-

¿La violencia es descendencia genética? Violaciones generacionales en la historia de mis progenitores.-

¿Pudimos revertir lo que nos abunda en la sangre, que circula velozmente por la calles del cuerpo, sacándonos de pasivos enfoques para trasformarnos en el monstruo de abajo y de arriba de la cama de cualquier niño, el más temido, el que no comprendemos, el que juzgamos, aprisionamos con silla, o con lo primero que alcancen nuestros brazos?
¿Pudimos, muchísimo mejor y reconfortante para ambos y para todos los seres, dar un abraso? ¿Estamos colaborando con la armonía que reclamamos?
¿Hemos ya fallecido que las preguntas están siendo tan terminantes, de sin vuelteras pa' trasca?
Yyyy... empieza a contestar un alma embadurnada en penas, que se marina en agua salada la cara, mientras intenta generar algo a través del sonidito que genera el tipeo, antes de meterse en el horno de su mente y castigarse por no poder ser mejor persona a veces, y estar verdaderamente cansada de colapsar sin poder controlarlo, que después de un tiempo, necesita gritar, exigir y castigar a alguien más que así misma.-
Ahí donde aparecen la culpa, la victima y tantas otras locas que me hacen esto, nos hacen tanto y no podemos, como volver a los caminos sencillos que nos llevarían, izquierdito, al gozo de la plenitud de las cosas.-





https://www.youtube.com/watch?v=Oh8oYqPb_ug

Comments

Popular posts from this blog

De Reencarnas y Avatares

Hacia mucho frio y una impaciencia me hacia temblar las piernas, pero teniamos el calefactor al maximo, queria salir corriendo de ahi. Apoyaba los brazos sobre la mesa y se me sacudian, queria matar a alguien. Salir corriendo y bajar 7 escaleras, 7 pisos mas abajo me subiria a la 1er nave que me llevara a analizar mi casa desde otro punto de vista, tal vez, espiandola por la ventana y riendome de lo que alli pasa. Caminar pensando hasta las 3 o 4 de la matina pero iba a helar -el dia mas frio del anio (2008)- vienen diciendo en el noticiero desde ya hace un mes y medio mas o menos. Me puse a leer. Otra manera de escaparse. Me sumergia en mis pensamientos mas idiotas, sensibles y retorcidos y no puedo continuar, estoy demasiado estimulada asi que empiezo a escribir: me gobiernan las citas.

Un amigo de Cortazar describia a su escritor amigo como un hombre alto, muy alto y de unos ojos grandes y verdes, muy raros. Un tipo sorprendente. Descripcion que me suena familiar, alguien que conosc…

Doña Cleta (1er cuento pa´ niños)

Doña Cleta, es como mi abuela, una ñora coqueta. Me lleva de paseos, al trabajo, a la escuela. A lugares ajenos, en las horas mas inciertas.
Es una amiga de amor sano y respeta.

Aunque pasamos sin permisos, de vez en cuando me fijo, pero la mayoria del tiempo, corremos contra el viento. Sin pausas. Menos ir lento. Recorremos lugares, compartimos tantos momentos! Es doña rebelde, sin documentos.

También es ecológica, que no pisa verde, camina entre hojas. Al contrario de Don Lucho, que siempre pasa siempre fumandose un pucho. Que pasa apurado, hace ruido y es un reflejo pelado.

Doña, mi cumpa, me lleva bien lejos. Carga mi bufanda, mi abrigo, los tejos. Carga con todo tipo de cargamento, es vieja la vieja, pero no mucho se queja. Me saca fotos, yo le saco a ella. Jugamos un poco, nos sentamos sin banqueta. Postura educada, altiva, derecha. Postura de niña, canchera, patita firme, manos a la cadera. A veces cuando se queda mirando hacia afuera, vengo a buscarla, ella me larga espera. Le cu…

"La Tropilla del Ruperto" Luisa Calcumil

Recibo la invitación al evento. Me pongo unos zapatos cómodos pero que no acostumbro a usar zapatos, excepto cuando siento que la ocasión da para arreglarse un poco, tanta pinta, tanta pinta y lo notó todo el barrio, si hasta piropos de gaucho se escucharon:- "En el árbol más pullido, de las flores más bonitas, ni las celestes más coquetas, ni las violetas más sencillas, igualan a las mujeres cuando pa' salir a la calle se alistan.""Y yo todavía me lo creí" dijo con picardía humorística la Luisa, cuando relacionaba con más labia que la mía, y si no le llegue ni a las espuelas de cascabel de gatitos, de su personaje el Ruperto, con semejante inteligencia y sabiduría para las habladurías. "Ayer pasé por tu casa, cuando te estabas bañando y lo que yo quería ver, te lo estaba' enjabonando" Me reí hasta llorar, gracias a Nora que me arrancó en media hora de casa, para despabilarme un poco de lo que me esperaba por llorar todavía. Ahora que añoro volver …